¿Qué es básicamente un revestimiento epoxi?

Se trata de sistemas, tratamientos, recubrimientos, o revestimientos constructivos a base de resinas sintéticas de larga duración. Son resistentes a las ralladuras, impermeables y de fácil limpieza. Es un pavimento continuo antideslizante, que no genera polvo, cubre imperfecciones si se le añade a la mezcla agregados minerales de sílice, incluso regulariza y acondiciona el soporte. Es una buena opción para suelos con un acabado estético, como pavimentos para parking o pavimentos industriales.

Los pavimentos epoxi tienen una alta resistencia mecánica y química, perfecta adhesión sobre su soporte, especialmente sobre hormigón, y se pueden construir en una amplia gama de colores.

La resina epoxi, al mezclarse con aditivos, catalizadores y endurecedores, se convierte en un pavimento antideslizante. Si le añadimos compuestos o agregados minerales, la textura puede ser microrugosa o semirugosa. Los acabados de terminación pueden ser mates, satinados o brillantes, según las necesidades del cliente.

Siempre antes de realizar cualquier tratamiento epoxi bien sea pintura epoxi, multicapa epoxi o autonivelante epoxi, es conveniente preparar mecánicamente el espacio de trabajo, mediante un fresado o dianovado mecánico e imprimar con una capa primaria la superficie. Si existiesen fisuras o grietas, enmasillaremos la superficie mediante mortero epoxi y ejecutaremos una capa regularizadora o de lisaje.

En función de la cantidad de producto que se aplique en cada tratamiento, conseguiremos mayor o menor espesor, por ejemplo, aplicando dos capas de pintura epoxi con una dotación de 250 g/m2/capa. El espesor será 0,5 mm; sin embargo, si ejecutamos un sistema o revestimiento multicapa epoxi, la cantidad de resina estará cerca de los 2,5 kg/m2 y entre 5-7 kg/m2 de sílice de granulometría controlada. Con este recubrimiento alcanzaremos espesores de 2-4 mm de espesor, finalmente muy utilizado para pavimentos de viviendas o locales comerciales, recurriremos a los pavimentos autonivelantes epoxi, de 2 a 5 mm de espesor.

La aplicación de una pintura epoxi se realiza mediante un rodillo o un airless que es un pulverizador mecánico. Sin embargo, si construimos revestimientos multicapas epoxi o pavimentos autonivelantes de resina epoxi, utilizaremos la herramienta de llana metálica y rodillo aireador de púas, para estos dos últimos tratamientos superficiales, se requerirá mano de obra cualificada y especializada.