Construcción y pintura de pavimento de carril bici con acabados perfectos

Pintura carril bici y otros pavimentos coloreados continuos a base de resinas acrílicas elastoméricas de alta resistencia al desgaste

El acabado del hormigón gris y el asfalto sin pigmentar son demasiado tristes desde el punto de vista decorativo. Por ello, para la construcción del pavimento de un carril bici y otros pavimentos destinados al ocio, ya sea en suelos de hormigón, aglomerado asfáltico o mediante un revestimiento, el uso de pigmentos, como la pintura carril bici, es la solución perfecta para crear espacios singulares gracias a sus múltiples ventajas:

  • Muy económico para grandes extensiones.
  • No requiere maquinaria específica de extendido como el aglomerado asfáltico.
  • Muy duradero.
  • Exento de mantenimiento.
  • Pavimento flexible: esto permite absorber tensiones y pequeños hundimientos o movimientos del terreno sin agrietarse. No precisa juntas de dilatación.
  • Económico.
  • Muy fácil de ejecutar.
  • Requiere juntas de dilatación.
  • Capa delgada.
  • Se aplica sobre soleras de hormigón o de asfalto.
  • Buen anclaje de la capa de rodadura sobre el soporte.
  • Posibilidad de colores muy amplia.
  • Según el tipo de resina utilizada, la adherencia al soporte, resistencia al desgaste y durabilidad podrá variar.
  • Resiste bien las dilataciones.

Carril Bici en bosque

Carril Bici señalizado