Diferencias entre un pavimento de resina epoxi y uno de poliuretano

En este blog, vamos a tratar de aclarar las diferencias así como ventajas y desventajas de una resina epoxi y de poliuretano. Ambos tipos de resina se utilizan para recubrir almacenes, parking o espacios grandes, recientemente la resina epoxi la suelen utilizar algunas personas para la decoración de suelos.

Tanto las resinas epoxi como de poliuretano constan de dos componentes (resina y endurecedor).

La aplicación de este tipo de resinas requiere obviamente una preparación del suelo y debe cumplir con las instrucciones del fabricante para su instalación, como la temperatura ambiente, humedad, ventilación y brillo.

Comencemos con la resina epoxy, es un pavimento muy utilizado para pisos industriales, tiene una excelente resistencia mecánica y grandes posibilidades de personalización, por la amplia carta RAL que se presenta y el poder agregar minerales o pigmentos en la aplicación. La adición de las cargas minerales va a influir en la resistencia del pavimento.

La resina epoxi se puede elegir en tres formas según su aplicación y espesor, que se basarán en resina epoxi al agua, al disolvente y 100 % sólidos. Esta es la más gruesa, y la más utilizada para pavimentos industriales por su alta adherencia al soporte, así como muy buena resistencia química y mecánica.

Con relación a las resinas de poliuretano, es una opción que se presenta como más versátil, si bien es una solución menos económica. La principal ventaja de un suelo de poliuretano es su flexibilidad, se emplea tanto en pavimentos industriales como en campos deportivos debido a su resistencia a los impactos y la aparición de grietas en el tiempo. Se suele instalar en el exterior por su componente alifático que mejora la resistencia a los rayos UV.

Ambos tipos de resina son pavimentos antipolvo, higiénicos y fáciles de mantener, impermeables ofreciendo una buena resistencia a los golpes y a las temperaturas extremas.

El revestimiento epoxi no es compatible con la calefacción por suelo radiante porque puede agrietarse fácilmente; sin embargo, los pavimentos en base poliuretánica son suelos más flexibles y duros a la vez. Por tanto, una de sus ventajas es la posibilidad de calefacción por suelo radiante ofreciendo un buen aislamiento acústico. La desventaja de la resina de poliuretano es su precio, que es más caro que la resina epoxi.

Ambos revestimientos son modernos y estéticos, pueden ser lisos o rugosos y fáciles de mantener, simplemente usando agua con jabón.

Resina epoxi: resistencia química y durabilidad

Para un pavimento industrial o de un aparcamiento recomendamos utilizar la resina epoxi. De hecho, esta tiene una propiedades muy interesantes en términos de resistencia química y mecánica, muy resistente al agua, va a resistir el flujo de una sustancia química sin ser atacado fácilmente y, por tanto, será más fácil de limpiar el producto. La resina epoxi es rígida y resistente, y su resistencia mecánica se puede aumentar agregando compuestos químicos especiales, como por ejemplo agregados minerales.

Tiene una excelente capacidad de adhesión sobre el soporte y es más barata que la resina de poliuretano y dura más tiempo en las condiciones correctas. Sin embargo, tiene algunos puntos débiles como por ejemplo el rango de temperatura para su instalación, que es relativamente pequeño: si hace demasiado frío, perderá fuerza, y si hace demasiado calor, endurece rápidamente, lo que puede afectar al acabado. Finalmente. la resina epoxi no debe de utilizarse al aire libre porque es muy sensible a los rayos UV.

Resina de poliuretano: elasticidad y tolerancia

Esta resina ofrece más flexibilidad que su competidor epoxi, lo que hace que sea menos susceptibles a los arañazos y golpes, una ventaja significativa para un suelo industrial.

Su elasticidad le permite soportar mayores variaciones de temperatura y así cubrir un piso incluso al aire libre, especialmente porque tolera muy bien los rayos UV.

Por otro lado, al igual que la resina epoxi, su instalación requiere un suelo sin humedad.