Los pavimentos epoxi son resinas sintéticas normalmente de dos componentes, base y endurecedor o catalizador, que se mezclan con cargas minerales para obtener un mortero químico que se utiliza para reparar fisuras, crack, brechas o grietas en los pavimentos o soleras de hormigón. La abertura de una fisura oscila entre los 0,5 mm y una grieta que va desde 1,5 a 10 mm.

Solucionamos problemas de agrietamiento o fisuramiento de suelos de parking o de uso industrial, con soluciones prácticas y sencillas, tanto con morteros epoxi, sintéticos, de metacrilato o los poliuretano, todos ellos con alta resistencia y acabados estéticos. Refuerzan las soleras con polímeros minerales de alta resistencia uniendo el suelo y las paredes con bordes continuos. Los pavimentos epoxi están especialmente diseñados para soportar el alto tráfico de vehículos.